ALEGRÍA Y PAZ

Aprender a creer. En una carta escrita meses antes su ejecución por los nazis, el teólogo D. Bonhoeffer, comentaba su encuentro con un joven pastor protestante. Ambos se planteaban lo que querían hacer con su vida. El pastor afirmó con convicción: «Yo quisiera ser santo». Bonhoeffer, expresó: «Yo quisiera aprender a creer». Una buena definición…