ALIMENTARNOS DE JESÚS

El evangelista Juan insiste en nuestra necesidad de alimentar la comunión con Jesucristo, por medio de un lenguaje muy fuerte: Según él, es necesario comer a Jesús: «El que me come a mí, vivirá por mí». Sólo así experimentaremos en nosotros su propia vida. PAN Y VINO. Empobreceríamos gravemente el contenido de la eucaristía, si…