SENTIRSE VIVOS DE NUEVO.

«Dio un salto y se acercó a Jesús». El camino que viene del norte hacia Jerusalén pasa por Jericó, la ciudad más antigua de Palestina. Habitada desde 7.000 años atrás, era de gran importancia para Jerusalén, porque allí vivían los sacerdotes y los levitas que servían en el Templo. Al ciego le extrañó percibir que…