TÚ TAMBIÉN ESTAS INVITADO A DAR FRUTOS

A un pueblo que produzca frutos. El evangelio nos propone la parábola de los viñadores homicidas y está en continuidad con los textos de Mateo que muestran las polémicas de Jesús con los dirigentes judíos antes de la pasión, viniendo a poner el punto final de una polémica que comenzó en Galilea. Con sus transformaciones…